Una de piratas

2008, mayo, 10

Como apropiarse de un botín, exigir peaje por el mismo, hundir el comercio con la fuerza de la ley y finalmente ser indemnizado por la Oficina de Patentes de los Estados Unidos.

Eso es piratería, con luz y taquígrafos y casi sin riesgos.

Larry Proctor, presidente de la compañía de semillas Pod-Ners con sede en Colorado, EE.UU. es propietario de la parente US#5894079 concedida por la Oficina de Marcas y Patentes y de los Estados Unidos (USPTO).

Mr. Proctor admite abiertamente que su fréjol patentado fue obtenido de una bolsa de fréjoles que compró en Sonora, México, en 1994. Sin embargo, presentó el 30 de noviembre del 2001 una demanda legal contra 16 empresas de semillas y agricultores de Colorado, reclamando la violación de la patente porque estabán cultivando y vendiendo su fréjol amarillo, de su propiedad, de manera ilegal.

La autoridad, en vez de poner en duda propiedad de Larry Proctor, puso en duda la libertad del comercio e industria de varios agricultores y pequeñas empresas.

Mr. Proctor, además de ser dueño de la patente en Estados Unidos, también cuenta con un Certificado de Obtentor sobre el frijol que llamó !Enola!, que es la forma mas común de demostrar la propiedad de una especie vegetal.

Ni que decir tiene, que destrozó el mercado del fréjol amarillo, arruinó agricultores méxicanos y algunos estadounidenses y acaparó el mercado creando un monopolio sobre dicho fréjol, con la inestimable colaboración de las autoridades.

La patente fue cuestionada legalmente por el Centro Internacional para la Agricultura Tropical, CIAT, un instituto internacional de investigación y mejoramiento vegetal en Cali, Colombia . La apelación está apoyada por la FAO.

El CIAT y la FAO son responsables de un fideicomiso público de semillas de varios cultivos para uso de la comunidad mundial de agricultores e investigadores. El banco genético del CIAT cuenta con más de 27, 000 muestras de semillas de Phaseolus (fréjoles), de las cuales, 260 son muestras de fréjoles amarillos. Aunque Proctor no obtuvo la semilla de fréjol de este banco de genes en Colombia. La apelación legal del CIAT enfatiza que seis especies de frijol encontradas en su banco genético son ‘sustancialmente idénticas’ a los que Proctor reclama como suyos en su patente. Funcionarios del CIAT y la FAO están muy preocupados de que la patente del Enola pudiera obstruir la misión del CIAT de distribuir libremente frijoles amarillos y mantener esas semillas en el dominio público.

El crimen real es que, a pesar de la apelación legal, el sistema de patentes de Estados Unidos permitió al dueño de la patente beneficiarse de los retrasos burocráticos y dilación injustificada para extender legalmente su monopolio exclusivo sobre una variedad de frejol de origen mexicano durante más de seis años (y potencialmente más) -que es casi una tercera parte del término de 20 años que tiene esa patente.

En esencia, el sistema permite que los dueños de patentes injustas monopolicen los mercados y destruyan la competencia -ni los agricultores ni las empresas pueden sobrevivir esperando el resultado de una apelación tan prolongada contra una patente.

La patente, actualmente está rechazada, pero eso, no soluciona los daños ocasionados, que nunca serán resarcidos, y muy probablemente, de lugar a otra reclamación de Mr. Proctor contra la USPTO.

Por lo tanto, la batalla legal, puede ser ganada, pero la real ha dejado un daño que nunca será reparado, salvo tal vez, los daños sufridos por Mr. Proctor y la compañía de semillas Pod-Ners. Las declaraciones de Mr Hope Shand del Grupo ETC

La fuente de la información, y la alegación son de:

El Grupo Erosion Tecnology & Concentration mas conocido como Grupo ETC o ETCGroup, es consejero de:

  • el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC),
  • la Organización para la Agriculltura y la Alimentación (FAO),
  • la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y
  • el Convenio de Diversidad Biológica (CDB);

y también tiene una larga historia con el Grupo Consultior de Investigación Agrícola Internacional, (CGIAR).

El Grupo ETC es una organización social y civil en Canadá y en Holanda. Friends of ETC Group es una organización privada sin fines de lucro registrada bajo la sección 501 (c)3 en Estados Unidos.

Desde aquí, mi agradecimiento a ECTGroup, por su labor en el caso y su dedicación a la lucha contra la Tecnología Erosiva y su Concentración.

Mas sobre piratería marina: ver http://www.icc-ccs.org/extra/display.php?yr=2008

About these ads

6 comentarios to “Una de piratas”

  1. ekaizen Says:

    Me parece increible que se permitan este tipo de compoetamientos y de vacíos legales. Nos quedamos tan tranquilos porque legalmente “haya perdido” pero es que ha estada jo—do desde hace varios años.

    Un saludo

  2. Maria Says:

    La idea de patentar un alimento como un frijol me ha dejado de piedra. Este es el lado negro de la actitud emprendedora. La denuncia de estos hechos debería estar circulando en inglés, francés etc., pero no la he visto y me da rabia. Si he visto circular sin embargo otra denuncia en francés sobre los invernaderos de Almeria… en fin.

  3. Pedro Says:

    Otro nuevo caso más de corrupción legalizada e institucionalizada. Cosas de la globalización, digo yo, aunque supongo que tú estás mucho más informado que yo sobre estas cuestiones.
    Lo peor de todo es que se ven como cosas normales sobre las que nada podemos hacer (y creo que es la verdad, al menos en lo que a mí respecta, tú al menos las desnuncias, que ya es bastante).
    Saludos.

  4. ALyCie Says:

    @ ekaizen, @ María, @ Pedro
    Lo peor es que existe una colección de casos como éste, se llaman biopiratería y casi todos se amparan en la propiedad intelectual (patentes)como barrera insalvable. menos mal que hay otros “greenpeace” (ETC Group) además de Greenpeece.
    Os recomiendo dos nuevos post que estoy preparando:
    “Mind the gap” y “Recursos infrautilizados”, que saldrán pronto.


  5. [...] La única diferencia era si tenían PATENTE o no. Como  hoy en día. Y si no mirad lo que hacen algunos con los alimentos,  las medicinas… y luego comentamos quien es más pirata. Por eso creo que [...]


  6. [...] derechos de propiedad intelectual (IPR) son una falacia. La auténtica piratería está basada en los privilegios que se autoconceden los titulares de “esos [...]


Comments are closed.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: