Precisión y exactitud

2008, septiembre, 16

Yo, hoy, siguiendo el sistema de Coco, el monstruo de las galletas de Barrio Sésamo, voy a plantear un problema, resuelto con brillantez por las compañías petroleras en España y que nos han colado a todos los españoles que repostamos combustible en las estaciones de servicio y así mismo, a las Autoridades, que han consentido la fijación de un precio imposible de pagar con una moneda que no existe, el décimo de cent o milésima de Euro.

Empezamos:

Si realizamos varias medidas cualesquiera, éstas pueden ser:

Precisas, cuando la dispersión de los resultados es pequeña, es decir, todos están agrupados y muy juntitos y hay poca diferencia entre ellos. Los dos círculos superiores de la imagen

Exactas, cuando los resultados de las medidas coinciden muy bien con el valor real que pretendemos medir, están centradas. ëste es el caso de los dos circulos de la izquierda.

Imprecisas, cuando las diferencias entre distintas medidas, son significativas o están suficientemente dispersas, como en los círculos inferiores.

Inexactas, cuando los resultados no coinciden bien con el valor real que pretendemos medir, como son los dos círculos de la derecha.

Aclaradas las 4 posibilidades de un conjunto de medidas, vamos a la gasolina y al precio de la gasolina.

El precio de la gasolina en las estaciones de servicio españolas, con tres decimales, es tan preciso y tan exacto, tanto que hay que utilizar una moneda que no existe para pagar un litro de gasolina. Es asombroso, que la cantidad mínima que puede pagarse es de 10 litros, si, si, diez litros. Sin embargo, muchos ciclomotores, se sirven de cantidades inferiores, por lo que tienen que redondear a la cantidad pagable mas cercana, que por cierto, no existe, ya que los contadores cuentan de diez en diez mililitros o de centilitro en centilitro, es decir con dos cifras decimales.

En definitiva, el precio de la gasolina es impagable en cantidades que no sean múltiplos exactos de 10 litros, cosa que no ocurre nunca, aunque paguemos con una tarjeta de crédito.

Yo recomiendo, servirse dichas cantidades, 10, 20, 30, 40 o 50 litros y pagar, las cantidades exactas con céntimos incluidos, no dan mas gasolina, pero se paga la cantidad exacta sin el taimado redondeo.

Otro día os contaré de la densidad de la gasolina, que varía de 720 a 775 Kg/m³ (*); otro día os contaré que el tipo de aparato medidor de clase de exactitud 0.5 (**) o que el coeficiente de dilatación térmica de la gasolina es de aproximadamente 0.9 10E-3/C.

Por lo tanto, los precios de la gasolina en España:

  • Son científica y técnicamente absurdos.
  • Producen confusión, en la lectura y comprensión.
  • No pueden ser pagados, salvo en múltiplos exactos de 10 litros.
  • E inducen al taimado redondeo y a una falsa competencia.

En definitiva: el valor al cambio de la gasolina es exacto y preciso,
mientras que la cantidad servida es imprecisa e inexacta,
tanto en té
rminos absolutos como relativos.

(*) página 6346 del BOE nº 41 de 17 Feb. 2006 o página 5 del Real Decreto 61/2006
(**) página 28884 del BOE nº 183 de 2 Ago. 2006 o página 41 del Real Decreto 889/2006.

Ejemplo gráfico, comparativo de los errores:

6 comentarios to “Precisión y exactitud”

  1. Cuélebre Says:

    No te van a dejar repostar en ningún lado.

    Saludos.

  2. ALyCie Says:

    Mas datos: un litro de gasolina pesa 747 gramos ± 3%, mientras que un litro de gasoleo A pesa de 832 gramos ± 1.5%
    Así que es preferible comprar gasóleo antes que gasolina, dan mas combustible. En cualquier caso, el precio es una falacia.
    Saludos

  3. ALyCie Says:

    ¿Ves Antonio?
    Como ir a clase de matemáticas sólo sirve para confirmar, lo que la calle ya sabía y no podías explicar.
    ¡Gracias!

  4. feli Says:

    supongo que si el precio se diese en dos decimales en lugar de tres, el redondeo favoreceria tambien al vendedor.
    Y no digamos si se da el precio con uno o con ninguno.
    Siempre redondeo hacia el que vende .
    Consuelate que al menos en mas de 10 litros, que es lo que pone la inmensa mayoria , aun el redondeo solo nos perjudica en la tercera cifra.

    en cuanto a los conceptos de precision y exactitud , considero que han de aplicarse a las medidas , es decir, en este caso a la medida del volumen real que nos sirven por volumen facturado, pero no al precio.

  5. Pedro Says:

    Ya me lo temía. Como siempre, las multinacionales se las siguen apañando para engañar y robar “legalmente” a todo hijo de vecino.
    Y nosotros a jorobarnos.
    Al menos brindemos por la justicia, que, al igual que la salud, son sólo palabras utópicas.


Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: